miércoles, 10 de febrero de 2010

LA TIERRA SE CALIENTA

Y DE MANERA PELIGROSA.

¡¡ Alerta y preocupación mundial !!

“El calentamiento de la Tierra, algo que parecía lejano y demorado, ya lo estamos viviendo y padeciendo en estos días con sus graves y observables consecuencias. Todos debemos actuar si no deseamos una situación catastrófica.”
    
Por: ISRAEL JACKSON ARCHBOLD*

Pareciera apocalíptico, pero es una grave realidad que estamos viviendo: la Tierra se calienta peligrosamente, en especial para los seres vivientes. Su calentamiento global, según Steve Connor, alcanza el máximo de los últimos 20.000 años.



Lo que ayer, hace 20 años, era una “premonición futurista considerada inocua” por parte de expertos ambientalistas, hoy es una cruda y crítica realidad ecológica en donde todos somos culpables y víctimas, pero principalmente los países de todo el planeta, en especial los desarrollados de Europa y los E.U., donde por la intensidad y asolación de calor infernal han muerto últimamente unas 200 personas.

Evidentemente, por estos días se está percibiendo de manera intensa unas altas temperaturas ambientales o fuertes calores. En efecto, lo que antes estaba anunciado y era una simple prevención ecológica, ya lo estamos experimentando y padeciendo en carne propia los seres vivos y la biodiversidad en general.

Ahora estamos sufriendo ineludiblemente los graves perjuicios y consecuencias del calentamiento global o, como lo denominan los ecólogos, el efecto invernadero con temperaturas records en algunas zonas que causan calor extremo sin precedentes. Si, estamos percibiendo el cambio climático en forma negativa.

Las oleadas actuales de calor a nivel mundial han creado una situación desesperante con su impacto catastrófico en diferentes aspectos de los humanos, animales y plantas, la Naturaleza en general, y la economía. Colombia no escapa a esta calurosa situación. En muchas de sus ciudades y poblaciones se percibe esto en forma tangible.

Últimamente, a diario, aunque de manera tímida, se ve y se escucha por los medios de comunicación sobre muertes, incendios forestales, aumento del nivel del mar, tormentas y huracanes, entre otros.

Reiteramos con cierta nostalgia que estaba anunciado hace muchos años que padeceríamos este sofocante, agobiante y perjudicial calor, que hoy ya ha causado muchas muertes en Países Europeos y los Estados Unidos, y con el peligro latente que esto ocurra en otras partes.

Aunque ya se había vaticinado tiempo atrás, no había sido tomado en serio este grave problema ecológico global, al cual todos hemos contribuido irresponsablemente, con nuestras acciones negativas como: deforestación masiva, aumento en los niveles de polución, la industrialización descontrolada, el uso indiscriminado de gases fluorocarbonados, el aumento de los conflictos bélicos y la contaminación en general.



Más aún, todo esto indiscriminadamente como efecto negativo directo a la atmósfera de la polución producida por las grandes zonas industriales de las metrópolis, el CO y el calor de los vehículos que se movilizan en las grandes ciudades, exceso de dióxido de carbono a la biosfera, las guerras recientes y de la actualidad, los componentes químicos fluorocarbonados y las prolíficas experimentaciones nucleares  de los diferentes países,  entre otros.

Por estos días, dado el mundial de fútbol, la guerra israelo–libanesa y la enfermedad del líder cubano Fidel Castro, no se le había dado el despliegue noticioso necesario a la extremada ola de calor que agobia al mundo entero.


Graves consecuencias y Problemas Globales

Entre los efectos ambientales que más se perciben por el aumento del calor se pueden mencionar muchos, como: afectaciones en la salud humana: Problemas cardiacos, sudoración profusa, padecimiento por hipertensión arterial, irritación de la vista, insolación, cáncer de piel y muerte por fuerte calor, entre otros.

A nivel ecológico general se presentan problemas como los siguientes: Desequilibrio atmosférico, sequías, deshielo de los polos, aumento en el nivel del mar, incremento en los últimos tiempos de los huracanes, tormentas tropicales, tifones y otros fenómenos; además del problema climatológico global producido por la ruptura de la capa de ozono el la atmósfera y la constante  actividad eruptiva de los grandes volcanes.



Por otro lado, pero en igual desesperanza, por efectos del cambio climático o el calentamiento global, el deshielo de los polos y el aumento del nivel de las aguas del mar, en pocos años está tristemente previsto con certeza que ciudades costeras como Cartagena y Santa Marta, e islas oceánicas como San Andrés, sufrirán inundaciones permanentes en sus zonas bajas y perderán parte de su territorio terrestre, con sus consabidas consecuencias en la parte humana material y económica                  


Recomendaciones a las Personas:

Hay que tener las debidas precauciones, si es que no se desea padecer serios  problemas en la salud. Ante esto, la mejor recomendación es refrescarse en todas las formas, tomar abundantes líquidos y protegerse del inclemente sol.

¿Qué hacer ante este gran problema ambiental?

En primer lugar debemos preguntarnos: ¿Cómo afrontar ecológicamente el calentamiento global que actualmente nos está agobiando? Esto es precisamente lo que preponderante y prontamente hay que tener muy presente y actuar.

Las soluciones están al alcance de nosotros mismos, nuestros gobernantes e industriales de todas las naciones, realizando positivamente acciones en gran escala, como: plantar árboles, controlar la emisión de gases, utilizar productos ecológicos, evitar la contaminación y la utilización de fluorocarbonados.

Algo muy importante que contribuirá grandemente a la solución de esto es que la Comunidad Internacional y la ONU deben conminar, de una u otra forma, a los E.U., el país más desarrollado y más contaminador del planeta, a la firma, compromiso y cumplimiento del Protocolo de Kyoto (Japón), relacionado con la reducción significativa de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera; así como lo hicieron hace varios años las otras grandes potencias del orbe.
    
Evitemos un futuro más caluroso

El vaticinio no positivo de los expertos en este sentido es que la situación empeore.

Reflexionando ecológicamente se debe comenzar a actuar ya con acciones concretas en gran escala si es que se desea que la situación  no se torne catastrófica.

Desde nuestro alcance citadino, hay que minimizar los impactos negativos que contribuyen a este grave problema ambiental, como es: no talar árboles, no usar indiscriminadamente aerosoles, no producir quemas, controlar la polución de los vehículos, evitar contribuir con grandes cantidades de gases al espacio, y en fin, no contaminar.

También es conveniente la sensibilización y concientización de las comunidades, mediante la promoción y desarrollo de Educación Ambiental.  

Sin duda alguna, se esperan días venideros más calurosos y sofocantes. De no tomarse prontamente, por parte de las autoridades gubernamentales y entes encargados de la preservación ecológica, las medidas mitigantes necesarias, se elevará mucho más la temperatura ambiente con sus consabidas consecuencias, y lo más grave, como están las cosas, a futuro próximo – Dios no lo quiera – será peor; y ni siquiera podríamos contarlo.

===================

* Especialista en Planeación Ambiental
   Experto en Asuntos Ecológicos


 Fuente: http://www.colombiaaprende.edu.co/html/docentes/1596/articles-105136_archivo.doc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada